El negocio del sexo, una cuestión de familia

negocio-sexoUna cuestión de familia. Las redes prostibularias de Tucumán.
Los focos rojos en la puerta indicaban que no eran bares como cualquier otro. Durante años, los prostíbulos tucumanos convivieron como una postal más de la ciudad y a pesar de las prohibiciones legales actuaban sin tapujos. No existía la clandestinidad, aunque sí la complicidad política y judicial para que funcionaran. Basta analizar a las principales organizaciones que operaron en la provincia para descubrir que se trataba de negocios familiares, manejados por una pareja que involucraban a hijos, hermanos, primos o sobrinos.

Esta investigación desnuda el manejo de las tres grandes redes prostibularias de Tucumán, que funcionaron hasta hace poco tiempo. La Justicia Federal avanzó con el procesamiento de dos de estas organizaciones. Hoy los burdeles se han camuflado en “departamentos privados”, luego del juicio oral por la desaparición de María de los Ángeles “Marita” Verón.

Acceder a la investigación “El negocio del sexo, una cuestión de familia.

Fecha de publicación: marzo del 2015.

Autor:
Gustavo Cobos

Edición:
Foro de Periodismo Argentino (FOPEA)

Esta investigación es parte del proyecto La Otra Trama.